5. 1. 2016
Alemania

De residuos de jardines a abono: Entrevista con K-Nord GmbH de Ganderkesee, Alemania

Durante el Proyecto greenGain, se han llevado a cabo entrevistas a diferentes actores involucrados en la cadenas de valor de la biomasa, tanto locales como europeos, con el objetivo de conocer su trabajo diario así como las características de la biomasa procedente del mantenimiento de infraestructuras y zonas de interés ambiental. Las entrevistas abordan el tratamiento de la biomasa a lo largo de la cadena de suministro además de los correspondientes aspectos legales. El conocimiento del mercado local supone una contribución importante procedente de expertos e investigadores europeos.

Imagen 1: Pila de abono y tanque para residuos líquidos industriales en la instalación de k-nord. El gestor técnico Andreas Melle (en medio) con los representantes de greenGain Hinrich Stolle y Jana Žůrková (SYNCOM GmbH).

Imagen 1: Pila de abono y tanque para residuos líquidos industriales en la instalación de k-nord. El gestor técnico Andreas Melle (en medio) con los representantes de greenGain Hinrich Stolle y Jana Žůrková (SYNCOM GmbH).

Centrándonos a nivel local, tratando de estudiar el tratamiento de residuos verdes en nuestra zona de interés nos llevó a contactar con la compañía K-Nord Umweltdienstleistungen de Ganderkesee en Alemania. El director gerente Andreas Lange y el gestor técnico Andreas Melle nos describieron tanto la compañía como su modelo de negocio.

Ganderkesee es un municipio de la Baja Sajonia de aproximadamente 30.000 habitantes. La compañía K-Nord es un proveedor de servicios ambientales, además de dedicarse a la producción de abono desde residuos orgánicos e industriales en Ganderkesee. Otros productos abarcan la construcción e instalación de protecciones acústicas “verdes”. La compañía cuenta con una larga tradición en la región, con más de 20 años de experiencia en gestión de residuos. Además, tanto el punto de reciclaje como el punto de recogida de residuos peligrosos de la provincia de Oldenburg están situados en la planta de compostaje. Los materiales domésticos reciclables pueden ser depositados en estos puntos. Papel, cartón, vidrio, metal desechado, residuos eléctricos, tapones y bolsas reciclables del “Sistema Dual Alemán pueden ser depositados de forma gratuita.

¿Podría describir qué tipo de residuos orgánicos y biomasa procesan y su procedencia?

Nos ocupamos de residuos de zonas ajardinadas procedentes de la ciudadanía local, de zonas comerciales así como operaciones de gestión de zonas públicas de interés ambiental. Además procesamos residuos orgánicos industriales como bebidas o comida cuya fecha de caducidad ha expirado. La hierba y los residuos de poda se procesan para obtener abono y los residuos orgánicos industriales son utilizados como sustrato para la planta de biogás.

¿En qué consiste el procesado de residuos de jardines? ¿Existen ciertos aspectos específicos a tener en cuenta para este tipo de biomasa?

Recogemos residuos de jardines privados así como de zonas comerciales por una tarifa de entrada. De este modo en primer lugar la biomasa es pesada, para más tarde ser triturada, mezclada, convertida en abono y almacenada en pilas. El abono se mezcla regularmente y el producto final se obtiene aproximadamente después de tres meses. Entonces se criba para más tarde venderse a granel o bien en lotes. La fracción residual procedente de la criba es transportada a una planta de biomasa para combustión.

La composición de la biomasa y su calidad varía en gran medida. Es innegable que existen fluctuaciones en la humedad y la composición del material a lo largo del año. A nivel de entrada, el personal inspecciona la calidad de la biomasa que incorporamos en cuanto al contenido de desechos/impurezas además de otras características. No obstante, generalmente la biomasa procedente de jardines privados cuenta con una buena calidad y puede ser tratada fácilmente. Respecto a la biomasa procedente del mantenimiento de márgenes de carreteras, controlamos la contaminación por pequeñas partículas y desechos, que depende de la tecnología de recogida. Anualmente se entregan entre 8.000 y 10.000 toneladas en un radio desde 10 hasta 15 km.

¿Qué es lo que determina la tarifa de entrada para los residuos de zonas ajardinadas? ¿Cuál es el balance económico de la producción de abono?

Dicha tarifa de entrada es el resultado de meticulosos cálculos económicos teniendo en cuenta tanto nuestros ingresos como nuestros gastos. La tarifa de entrada es el ingreso principal de la planta de compostaje, dado que el precio de venta del abono en mercado es muy bajo. El principal coste son los gastos personales en los que se incurre para ser capaces dar un buen servicio a los consumidores y obtener un abono de alta calidad.

¿Cuál es el destino del abono y cuál su experiencia en dicho mercado?

Tenemos una dilatada experiencia en el mercado del abono, ya que producimos desde 1993. La mayor parte del abono se vende a compañías industriales productoras de vegetación terrestre. En el futuro, se espera que la participación del abono en la vegetación terrestre aumente desde un 5% hasta un 30 % reemplazando la turba, cuya producción en la Baja Sajonia descenderá debido a la nueva legislación. Por lo tanto se espera un incremento de la demanda de abono en el sector. El potencial del abono como fertilizante para uso agrícola es bajo, debido a la alta densidad animal específica de nuestra región junto con el exceso de suministro de fertilizantes.

Desde los inicios disponemos de una certificación en el abono para asegurar las normativas de calidad. Aprendimos a optimizar los productos de acuerdo a las necesidades de nuestros clientes – por ejemplo, la experiencia demostró que los jardineros locales prefieren bolsas más pequeñas que son más fácilmente manejables, en lugar de bolsas grandes que producíamos anteriormente. Los consumidores privados locales significan alrededor de un 5 % de nuestros consumidores de abono.

Además de la certificación, ¿qué es importante a la hora de ganarse la confianza de los consumidores?

Es crucial asegurar la calidad de una manera continua, no sólo en el producto sino también en el servicio. Recientemente hemos extendido el horario de atención ya que es un factor decisivo para los clientes. Por ejemplo, aprecian si pueden entregar los residuos de sus jardines también por la tarde después de trabajar. Cuando los accesos cierran a una hora temprana, hay gente que simplemente deposita sus residuos frente a las instalaciones de igual forma. Otro factor importante es la conveniencia del lugar de entrega. Esto implica grandes esfuerzos en cuanto al personal requerido y por tanto los correspondientes costes, algo que podemos asegurar, pero que sería imposible para instalaciones más pequeñas. Lo mismo aplica para la certificación del abono, ya que requiere, entre otras cosas, documentación exacta acerca del origen de la biomasa y cantidades.

Además, cuando compras abono producido a partir de biomasa regional y lo usas en tu jardín, de alguna manera cierras el ciclo. Los jardineros contribuyen a la circulación local de nutrientes y hacen realidad la idea del reciclado.

La buena reputación entre los ciudadanos locales seguro que es muy valiosa para el negocio, dado que la difusión del buen mensaje es la mejor publicidad. ¿Os habéis enfrentado a algún problema de este tipo durante vuestra dilatada experiencia?

Hasta 2011 procesamos también residuos orgánicos municipales. El compostaje de este residuo es difícil ya que a menudo tiene humedad y está compactado. Ocasionalmente se generan olores asociados al proceso. Tuvimos que afrontar la desaprobación pública así como quejas. Una parte importante de solventar el problema fue la mejora en cuanto al tratamiento de los residuos, pero también fue importante realizar una buena labor de comunicación. Organizamos una visita para los ciudadanos locales y explicamos el problema. La conexión entre nosotros y la comunidad se mantuvo y se designaron dos personas de contacto. Por ejemplo, una vez tuvimos que abrir la instalación por trabajos de mantenimiento que sabíamos que podían causar olores en el vecindario. Lo comunicamos de antemano a las personas de contacto y los habitantes fueron informados. Consecuentemente no se recibieron quejas.

¿Cómo ve las posibilidades de desarrollo futuras?

Estamos abiertos a nuevos proyectos y nuevas tecnologías y tenemos la posibilidad de extender nuestro área de actividad. También investigamos nuevas tecnologías como la carbonización hidrotermal para suministrar productos y servicios adicionales, aunque no se trata todavía de una tecnología consolidada. Queda patente su potencial cuando hay caída de grandes cantidades de hoja estacional. Actualmente procesamos este tipo de hoja para abono, pero su biodegradación es complicada, requiere relativamente mucho tiempo y grandes espacios. Creo que el sector del abono apreciaría una alternativa rentable.

Agradecemos al Sr. Lange y Sr. Melle por su tiempo. Para más información acerca de la compañía ver www.k-nord.de

Autor: Jana Žůrková

Volver a todas las noticias